Tus Noticias de La Costera

Tous, el Júcar y el pantano.

Cuando ya llevábamos doce años viviendo en el nuevo pueblo, ocurrió la rotura del pantano anterior, cuyas obras de su primera fase se habían dado por finalizadas en 1978 y ya estaba en funcionamiento (para muchas personas precipitadamente) como presa de derivación para el Canal Júcar- Turia desde 1980. Por eso, éste año se cumplen veinticinco años de la rotura del Pantano y treinta y siete de vida en el nuevo pueblo de Tous.
El día 20 de Octubre de 1982, ya amaneció con un intenso aguacero que se prolongó a lo largo de la jornada constituyendo un verdadero diluvio que descargó más de quinientos litros por m2., sobre una amplísima zona de la provincia de Valencia, afectando especialmente a las comarcas de "La Safor", "La Ribera", La Canal de Navarrés" y "El Valle de Ayora-Cofrentes", por lo que, al multiplicarse los caudales de todos los arroyos y barrancos de la cuenca, la crecida de los ríos fue espectacular Y, así, los desbordamientos del Cabriel, Reconque, Cantaban, Cazuma, Fraile, Grande, Bolbaite, Sellent, Escalona, Clariano, Cañoles, Albaida, y Júcar fueron de época por lo que se arrasaron campos, vados, puentes, presas y azudes de derivación de acequias para riego y en especial la Presa de Tous, dada su capacidad y su estratégica situación.
Al anochecer de ese día y dado que no habían podido abrir las compuertas, comenzó a rebosar el agua embalsada que ya suponía unos 130 Hm3 por lo que rápidamente comenzó ceder al empuje del agua anegando la mayoría de los núcleos urbanos de la comarca de la Ribera (suceso que en adelante se conoció como "la Pantaná de Tous"); lo que provocó el aumento de los niveles de las aguas que ya cubrían parte de los núcleos urbanos de La Ribera por lo que se provocaron grandísimas pérdidas en todos los pueblos zona de la llanura de esa comarca, de cuyas poblaciones tuvieron que salir huyendo con lo puesto en las horas de esa noche muchos de sus habitantes. Siendo, por desgracia, muchos de ellos victimas por arrastre y ahogamiento.

Precisamente a Tous se dirigieron la mayoría de quienes tuvieron que huir de Antella y Gavarda así como muchas familias de Alberic. Y, aquí en nuestro pueblo encontraron refugio y consuelo, en los primeros días de la tragedia hasta que, cuando bajaron las aguas, pudieron regresar a sus casas donde les esperaba cuanto poco un enorme trabajo de limpieza y recuperación de enseres, pues en muchos casos lo perdieron todo incluida la propia casa por la inundación y el arrastre de las embravecidas aguas que arrasaron pueblos enteros como Beneixida y gran parte de Sumacàrcer, Antella, Gavarda, Benimuslem, Alzira y Carcaixent. Además de otros muchos de toda la cuenca hidrográfica.

Con el fin de que los lectores jóvenes puedan hacerse una idea de la magnitud de la tragedia recogemos lo expresado por D. Ramón Estarlich Candel, Cronista oficial de Antella en su trabajo "Apuntes sobre la Inundación de Octubre de 1982" en el que dice "El número de víctimas fue de 22muertos y 12 personas desaparecidas. 102 personas llegaron a estar hospitalizadas en los distintos centros sanitarios de Valencia y otras poblaciones cercanas a la zona damnificada.
El día 21 se utilizaron 54 helicópteros que realizaron 108 salidas (dos cada uno), transportando 78 Tm. alimentos y medicinas y evacuando a más de 100 personas, algunas de ellas refugiadas en lo alto de tejados y terrazas.
El día 22, los helicópteros hicieron 130 salidaas, transportando 100 Tm. De viveres y medicamentos , evacuando a 85 personas más.
1.100 hombres de la Guardia Civil actuaron en las diversas tareas desde el principio de la inundación, teniendo un ejemplar comportamiento y arriesgando en varias ocasiones sus vidas. La policía Nacional también colaboró activamente.
La Cruz Roja suministró 35.000 mantas, 80.000 abrigos, 60 tiendas de campaña, 950.000 Kg. de alimentos, 250 Kg. de alimentos especiales para niños, 65000 litros de leche, 90.000 litros de agua potable, 10.000 pares de botas, 7.000 dosis de vacunas, 3.000 Kg. de medicinas, 35.000 litros de lejía concentrada y 3.500 Kg. de detergente y material de limpieza. Por otra parte, envió cuatro hospitales móviles con 40 camas cada uno, 15 grupos electrógenos , 55 lanchas, 25 vehículos todo terreno, 250 coches particulares, 51 autobuses y 112 ambulancias. También colaboraron 350 médicos, 250 auxiliares sanitarios, 250 submarinistas, 25 agentes de búsqueda de personas y 60 operadores de radio.
El Ejército también colaboró eficaz mente, no sólo en los primeros momentos sino que también lo hizo posteriormente ayudando a quitar fango y sanear casa y calles en diversas poblaciones y mantuvo durante un largo espacio de tiempo cocinas móviles alimentando a los habitantes de dos poblaciones: Gabarda y Beneixida."
Aclarado el temporal y transcurridos unos semanas, quienes como es el caso, tuvimos la oportunidad de visitar la zona afectada para emitir informes y evaluar los cuantiosísimos daños causados en infraestructuras y explotaciones agrarias (trabajos que se prolongaron a lo largo de varios meses) pudimos comprobar que, ese dramático acontecimiento que costó la vida a decenas de personas desde el Valle de Cofrentes a La Ribera, fue la consecuencia de un fenómeno atmosférico ( a partir de ese momento se popularizó el calificativo de "gota fría") muy similar al ocurrido cien años antes, en noviembre de 1864 que, perdura en la memoria colectiva de las gentes de Tous y de los pueblos limítrofes con el nombre de "riada de San Carlos". Aunque en Tous también habíamos sufrido otras riadas importantes en 1805, 1898 (se llevó el puente colgante que unía Tous con el Molino) y luego en octubre de 1923.

Por otra parte, al desaparecer las aguas del pantano, quedó libre el vaso de contención, pudiéndose contemplar y visitar los restos del antiguo poblado de Terrabona, el Molino y, el Templo Parroquial, en el mismo centro de lo que constituía el Valle de Tous – un paraje singular de una extraordinaria belleza- permitiendo, que, transcurridos varios meses del verano siguiente, cuando se puedo caminar sobre el barro que lo cubría todo, decidiésemos recuperar parte de la fachada de la antigua Iglesia que ahora, se exhibe como monumento a la entrada del pueblo. Así como, el traernos la vez, la fuente pública de 1909 que también instalamos en la Plaza.

La Consideración de los Toueros.

Las personas que durante esos días de la riada del 82 encontraron refugio en nuestras casas se quedaron sorprendidas por la atención que recibieron por parte de quienes no les conocían de nada. Bien que a Tous, todavía en esos momentos, se le contemplaba por parte de alguna persona y desde algunos pueblos de la Ribera, con cierto halo de misterio y desconfianza, debido en parte a su anterior aislamiento en el Valle y a que en ese tiempo, todos viajábamos mucho menos (no habían tantos coches como ahora. Piénsese en que el primer coche que se matriculó en Valencia fue en 1902 y que, a Tous no llegó la carretera hasta el tiempo de La II República) y se mantenían menos contactos que ahora, en que, los jóvenes de ambos sexos estudian en los mismos institutos y se divierten junto a los de los pueblos vecinos, por lo que son muy frecuentes los matrimonios entre convecinos. A más de que, con motivo del traslado de la población al nuevo asentamiento, bastantes familias de Tous se han trasladado definitivamente a Alginet, L'Alcudia, Benimodo, Carlet, Guadassuar, Carcer, Cotes, Sumacarcer y Alberic, donde trabajan y conviven desde entonces sin problema alguno( en los listados de los diferentes partidos presentados en esos pueblos en la recientes elecciones municipales, hemos podido observar muchos candidatos con los apellidos: Briz, Domenech, Galdón, Martorell y Zornoza, indicio claro de su ascendencia).

Pero, a pesar de actual entendimiento y al respecto del desconocimiento anterior, conviene saber, aunque sin ningún sentimiento de rencor, lo que publicó el filólogo catalán Joan Corominas en su monumental obra de diez tomos "ONOMASTICON CATALONIAE", con la colaboración de varios ayudantes, donde en la voz TOUS se dice: "poble xurro,valencià,prop del Xùquer, el primer de llengua castellana, aigües amunt de Sumàcarcer i Càrcer, dels quals es separa un congost del riu; i no menys la desconfiança i poc apreci amb què els miren els valencians limítrofs de llengua nostra... Antella, Castelló de l. Ribera i Sumacàrcer; on em confiaven: ". Claramente se ve que, éste Sr., o el colaborador que redactó el artículo de referencia para su publicación, no nos conocía en absoluto cuando escribió la nota y alguien le contó alguna truculenta fábula para alardear de valentía, mientras se despachaba algún licor en la taberna.

No obstante lo anterior, otros autores, cuyos testimonios hoy recogemos en el presente trabajo, sí nos conocieron, como D. Eduardo Soler y Pérez que nos visitó y convivió con nosotros en junio de 1904, en su obra "POR EL JÚCAR" publicada en 1905 en el "Boletín de la Real Sociedad Geografica", califica a las gentes de Tous de "resistentes y sufridos" añadiendo: "A los se les encuentra, especialmente en días de mercado o fiesta, en Alberique, Carlet y aún en Alcira vendiendo, ora garrofas, ora carbó.La inclemencia del invierno no les detiene. Grandes madrugadores, en las noches que aquí nunca son tan frías como en la Mancha ó en Aragón, salen por escabrosos caminos para hallarse en los pueblos de la Ribera cuando el sol naciente disipa la neblina que tan á menudo envuelve aquella; y vendida la carga, regresan á su hogar con arroz, hortalizas ú otros artículos, buscando el descanso, tan honradamente ganado, en las primeras horas de la noche.
Esta corriente mercantil que pone en contacto frecuente los habitantes de la Ribera con los de Tous, los del llano con los de la montaña, no ha sido suficiente para borrar las diferencias de lugares que trascienden al carácter de los individuo, a las costumbres y al concepto que unos y otros tiene".

Y, por estas cuestiones del idioma, a D. José Azuar Carmen, maestro de Tous desde 1947 a 1951, en su obra "RETAZOS DE UNA VIDA" (1984) escrita al final de su vida laboral, recuerda que, en "los trámites del nombramiento me dijo un anciano Inspector: ; por lo que llegó con cierta prevención. No obstante, como en esos años de convivencia tuvo tiempo de conocer a los toüeros, expresa entre otras muchas cosas positivas: "Las comidas de amigos en la situada en espléndido y agreste paisaje" y, " recuerdo aquellas amistades sinceras, al buenazo de Fernando el Juez, a Blas, a Antón, a Don Quintín, a tantos otros." . Y, nos califica, según un trabajo, que dice envió, en su momento, a Madrid con motivo de un concurso sobre Enseñanza Social, de: "independientes, nobles y firmes en la amistad, duros como enemigos, indiferentes a los temas político-sociales. en todo y ante todo".

Añadiendo: "Yo creo que todo el pueblo vino a despedirnos a , replano en la parte de arriba del pueblo, de donde partía la carretera. Todos nuestros enseres y muebles, fueron llevados desde la calle donde vivíamos, hasta allí, por brazos voluntarios y cariñosos de vecinos y alumnos. Hubo hasta lágrimas, que tampoco faltaron en mis ojos. Sobre todo mis alumnos estaban desolados. Hoy al cabo de veinte años (cuando escribo estos recuerdos) aún recibo de cuando en cuando cartas de algunos de ellos. En éstas, recuentan como el pueblo, con su pintoresquismo geográfico, ha quedado desierto por mor del progreso, pues quedará sumergido en las aguas de un gran pantano."

Y, finalmente, traemos la explicación de D. Enrique Durán i Tortajada, que tras visitarnos en el verano de 1958, publicó un extenso artículo en la revista "VALENCIA ATRACCIÓN" (los interesados lo pueden leer al completo en la revista "El Tormo") en el que concluye que: "Lo cierto, lo absolutamente cierto, es que Tous es y ha sido en todo tiempo un pueblo de gente cariñosa, honesta y trabajadora, que acogió siempre a sus visitantes cordialmente, Y ,que convirtió por propio esfuerzo los meandros del río en huertas ricas y los breñales que les rodean en bosques de pinos, de algarrobos y olivos." Hasta esas fechas, gran parte de los ingresos de la población provenían del monte de donde se extraían leñas, esparto y palma y, donde además pastaban ("pasturaban" en toguero) extensos rebaños de cabras blancas.

Conclusión

Cerremos pues; definitivamente, la cuestión planteada por el ribereño informante del Sr. Corominas y démosla por olvidada, ya que, actualmente y a todos los efectos, estamos plenamente integrados en la Comarca de La Ribera y, a más, lo cierto y verdad es que la Villa de Tous y sus gentes, como es público y notorio, siempre fueron un ejemplo de tolerancia y acogida para los forasteros vinieran de donde viniesen, por lo que muchos de ellos aquí enraizaron y desarrollaron sus familias. Y, por eso es, que durante la tragedia de octubre del 82, fueron tantas las familias que encontraron acogida y refugio en las casas de Tous. Y, así, sus ayuntamientos emitieron luego diversos acuerdos de agradecimiento y expidieron placas como las conservadas en el ayuntamiento donde se refleja ese sentimiento de gratitud como es el caso de la placa que hizo entrega al Ayuntamiento de la Villa en reconocimiento de ese acontecimiento.

 

Juan Martorell Briz.

Cronista de Tous

Juan Martorell

Es de Tous, de donde es Cronista Oficial. Funcionario jubilado de la Conselleria de Agricultura, donde fue , entre otras cosas, Director Territorial de Agricultura y Medio Ambiente desde mayo del 97, hasta que en el 99 fue designado Jefe del Gabinete del Conseller, hasta que en julio en que regreso a su puesto de Jefe de la Sección de de las Oficinas Comarcales de Valencia. A la vez es Vicepresidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios (AVACU) y entre otras cosas miembro del SEAE y de la Sociedad Económica de Amigos del País. Ha publicado artículos en diversas revistas y periódicos.

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Nuestro equipo

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA