Tus Noticias de La Costera

CRISIS AGRARIA Y CONSUMO RESPONSABLE.

La crisis de la Agricultura valenciana es ya tan incuestionable que no hace falta recurrir ni a citas bibliográficas, ni a estudios estadísticos, ni declaraciones sindicales –que las hay- para evidenciarlo. Pero, si alguien lo duda, no tiene más que darse una vuelta por el campo y preguntar al primer paisano que se encuentre. Y, hemos llegado a donde estamos porque ni los Gobiernos ni la sociedad, parecen apercibirse de las consecuencias de la crisis, ya que todos nos habíamos creído que éramos ricos y que ya no teníamos problemas.

Y, la cuestión se ha complicado tanto, porque son muchos los años que llevamos sin tomar medidas adecuadas para el sostenimiento de un sector estratégico para la correcta supervivencia de una sociedad, dado que, no se ha valorado o no se ha querido valorar, las graves consecuencias de su desaparición.

Sin duda que la mundialización y la facilidad del transporte de mercancías y alimentos de otras latitudes, ha contribuido a que no veamos el problema. Pero, si no tomamos medidas de apoyo al sector, variando de opinión, estamos ante el riesgo de perder un sector fundamental para la supervivencia y el desarrollo social de todo un país por lo que la catástrofe es evidente.

Y es que incluso parece, que no se haya querido explicar suficientemente a las familias y a los jóvenes, que adaptasen sus hábitos de consumo alimentario a lo más conveniente que, es la denominada "dieta Mediterránea", sin pensar en que los hábitos alimenticios se adquieren en los primeros años de vida y se mantienen esas preferencias toda la vida. Pero, además, es que ahora todos tenemos mucha prisa, apenas se guisa en casa y se come rápido y con poco tiempo.

Por otra parte, nadie puede dudar de que la concentración del los sectores de la comercialización y la distribución de los alimentos en una escasa decena de empresas, hace que fácilmente se pongan de acuerdo para controlar el mercado primario y ofrecer poco por una producción, que evidentemente es dispersa y minoritaria y amenacen siempre con lo del excedente de producción y la facilidad de adquisición en otros mercados. Pero aquí sin duda que está fallando la Administración que debería arbitrar medidas de control y apoyo de un sector para la sociedad como es el sector productivo agrario, ya que cuando dependamos únicamente del exterior pagaremos lo que nos pidan. Y, conste que el consumidor final, si que paga los precios en el mercado y la diferencia entre éste y los precios en origen es abismal.

También nos hemos olvidado que, precisamente, el Mercado Común –preludio de la actual Unión Europea- nació como consecuencia de la gran hambruna que se extendió por Europa después de la 2ª Guerra Mundial, cuando los países que más la habían sufrido y estaban deshechos por sus consecuencias, se dieron cuenta que era fundamental contar con alimentos propios para poder mejorar, por lo que firmaron en Paris (1951) el Tratado de las Comunidades Europeas y luego los Tratados de Roma en 1957, dando preferencia a los productos autóctonos.

En este punto, y al margen de lo que indudablemente debería hacer la Administración – especialmente la Autonómica que para eso tiene asumidas las transferencias de competencias de desarrollo y sostenimiento del sector agrario- los consumidores podemos hacer mucho por ese sector. Y así, los que se consideren consumidores responsables, deben adquirir los productos que necesiten no sólo en función de la calidad y el precio, sino también pensando en su impacto ambiental y social, además de la conducta de las empresas que los elaboran, por lo que deberemos elegir para comer bien productos de nuestra tierra que, sin duda ninguna, tienen una mayor calidad y están mejor controlados sanitariamente hablando que los procedentes de la importación, para con ello contribuir a evitar el despilfarro de ese patrimonio agrario que los agricultores valencianos han sabido crear a lo largo de generaciones incluyendo los productos de la agricultura y ganadería ecológicas.

Y, los propios agricultores y ganaderos deberán ser capaces de desarrollar las cooperativas existentes hasta conseguir conciertos de venta directa entre productores y consumidores para acortar los eslabones de esa larga cadena que tanto esta encareciendo los productos hasta el consumidor final, con lo que ganaríamos la mayoría de los ciudadanos.

 

Joan Martorell Briz

 

 

Juan Martorell

Es de Tous, de donde es Cronista Oficial. Funcionario jubilado de la Conselleria de Agricultura, donde fue , entre otras cosas, Director Territorial de Agricultura y Medio Ambiente desde mayo del 97, hasta que en el 99 fue designado Jefe del Gabinete del Conseller, hasta que en julio en que regreso a su puesto de Jefe de la Sección de de las Oficinas Comarcales de Valencia. A la vez es Vicepresidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios (AVACU) y entre otras cosas miembro del SEAE y de la Sociedad Económica de Amigos del País. Ha publicado artículos en diversas revistas y periódicos.

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Nuestro equipo

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA