Tus Noticias de La Costera

TODO EL MUNDO SE PROPONE SER FELIZ

Feliz porque se nos ha dicho que es parte de nuestra naturaleza, y se nos ha hecho creer que tenemos el derecho sobre dicha felicidad. Enciendes el televisor y la publicidad te dice que tienes que superar tus desgracias comprando este u otro producto porque te hará feliz. Da igual lo que sea, un tercer televisor, un automóvil, o lejía para el color de tus camisas. Y, seguro, les creemos a ciencia cierta, sino no iríamos a la última moda que puntean los cantantes de nuevo estilo, o los peinados de última novedad acondicionados con los tres fragantes aromas del mar Caribe y lacas angelicales. Si, caemos en las manos de todas las tentaciones que filtran por esa cámara de neón que absorbe más nuestra atención que unas palabras de amor de nuestro olvidado compañero. Todo por estar al día, ser el primero y el mas guapo de la pandilla. Ellos saben que estamos insatisfechos porque nadie nos ha enseñado que la felicidad tan anisadamente buscada , nada, y repito, nada de lo que venga de afuera te la va a dar. Podemos buscar insistentemente en las cosas que nos hacen creer que conllevan la tan estimada felicidad, pero la decepción retornara por no detenernos a pensar sobre dicha intención. ¿Tenemos derecho a la felicidad? Si realmente, y desde la más profunda humildad, hiciéramos un examen de conciencia, una insoldable introspección hacia el mundo que anida en nuestro interior, llegaríamos a la conclusión de que la pregunta en sí es totalmente absurda. Si nos preguntamos si tenemos o no derecho a algo que forma parte de nosotros, solo estamos dando a entender un tremendo desconocimiento e inseguridad sobre nuestra naturaleza humana, y es, además, algo que no deseamos reconocer porque en el fondo sabemos que es así. Imagínate preguntarte si tienes derecho a un corazón o cualquier órgano vital de tu cuerpo. Si eres un ser integro físicamente, no crees que sería absurdo que te preguntases si tienes derecho al corazón cuando es el mismo órgano quien te mantiene recto, en vida. Pues con la felicidad ocurre otro tanto. Es una parte de ti que por desgracia te están manipulando tantos intereses externos que has olvidado que ya la contienes. La primera frase: "Feliz porque se nos ha dicho que es parte de nuestra naturaleza" debería ser utilizada no solo como una afirmación, sino como una creencia absoluta y sin posibilidad de vacilación. Dejar que se nos haga creer, quizás guste a más de uno pero entraña manipulación.
Uno decide ser feliz como decide seguir respirando, no es cuestión de derechos, es cuestión de voluntad, de despertar a una realidad que nos acompaña desde que apareces en la existencia con cuerpo, mente y espíritu. El cuerpo es el que es, pero la mente la que consientes que sea. Imagínate un cubo vacio el cual es llenado por todo su entorno con todo tipo de impurezas, ¿qué sacarás del mismo? Mugre, ¿verdad? ahora utiliza el mismo cubo para llenarlo de agua clara, ¿qué obtendrás? Agua cristalina y limpia. Cambia el cubo por tu mente, y verás la razón por la cual no puedes creer que ya debieras disfrutar de la vida sin esperar a que te concedan el derecho a ello. Tendrás que esforzarte en vaciar la roña de tu mente que te impide ver con claridad esta verdad y dejarla limpia como una patena para redescubrir la cuestión.
Deja de ver consejos que no pides para tener lo que terceros te venden sin ningún interés en que descubras tu potencial. Deja de escuchar las mentiras que llenan los bolsillos con tu dinero de quienes sin vergüenza te convencen de que serás más guapo que nadie con este perfume o esta camisa o este coche o este celular. El exterior nada tiene que ver con tu felicidad, y si tu felicidad es importante para ti, comienza a mirar la primera de las maravillas de este planeta: tu interior.

 

J.Joaquín Llinares Nadal

CONTACTA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Nuestro equipo

Copyright © 2012 TUS NOTICIAS DE LA RIBERA